divendres, 15 de juny de 2018

Los Goonies




A mediados del verano de 1985 nacía una historia en la gran pantalla que nos acompañaría el resto de nuestra infancia y adolescencia. Una oda a la amistad, a la valentía, al sacrificio por aquellos que se quiere y a juzgar el interior de las personas y no su exterior.

Quizás en aquel momento sentada en el cine no lo comprendí, pero años más tarde y ahora con cierto aire de nostalgia al leer gracias a Duomo la gran aventura de las aventuras Los Goonies de la mano de Steven Spielberg reconozco que sigue gustándome y superando nuevas películas que solo son efímeras en la pantalla y en los corazones.

Todos queríamos ser uno más, ir con Mikey, "Brand","Gordi" porque come demasiados twinkies, "Data", "Bocazas", "Andy" y "Stef"  en busca del tesoro de Willy el Tuerto, encontrar un barco pirata y así ayudarles a salvar su pueblo, Astoria, y a sus familias, lograr mantener unidos a los amigos y desafiar el destino. ¿Quién podría preferir un campo de golf a tener a sus amigos en la casa de enfrente?

Toda una aventura épica, legendaria, con pistas engañosas, con trampas peligrosas y por descontado una familia de atracadores, los Fratelli que quieren también el tesoro y les pondrán las cosas muy difíciles.

Hablando de los Fratelli, hay que destacar el personaje de Sloth, el hijo deforme con gran corazón que ayudará a los chicos y que será recompensado por ello con su amistad.

Reconozco que el libro es como revivir la película, las sensaciones, el olor a palomitas y un importante recordatorio sobre la importancia de la amistad. Tal y como lo empecé lo terminé, no duró mucho en mis manos pero lo que sé seguro es que permanecerá para siempre en mi biblioteca personal.

Una novela para todas las edades, imprescindible para aquellos que no los conocen y todo un recuerdo para aquellos que vivieron en su día la gran aventura.

La pluma de Steven Spielberg es dinámica, fresca, irónica, apasionada, divertida y con mucho corazón. Hay que reconocer que fue un gran hito por primera vez donde se trataba a los niños y jóvenes como personas inteligentes capaces de entender los valores de la familia y la importancia de luchar por el bien.

Cada día y gracias a este libro habrá un Goony nuevo, desde aquí os invitamos a serlo:

“A los Goonies no traicionaré ni por un segundo,
Seguiremos juntos hasta el fin del mundo.
En el cielo y el infierno o en la guerra nuclear
Nada habrá que nos pueda separar.
En la ciudad, el campo o el bosque, da igual:
Me declaro ahora mismo un Goony oficial.”
                            -Juramento de los Goonies.

Aquí os dejo sus primeras páginas, no perdáis la oportunidad de vivir la aventura e id a  vuestra librería en busca de un gran tesoro.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada