dimarts, 20 de març de 2018

Decamerón



El libro europeo más difundido después de la Biblia es el Decamerón, obra formada por cien historias, más o menos largas, donde Giovanni Boccaccio se centra en el amor, tanto romántico como erótico, la inteligencia humana para ver más allá del embuste y donde juega un papel muy importante el ingenio y su tercer pilar seria la fortuna o el destino, el cual da a sus protagonistas grandes lecciones de vida.

Libros del zorro rojo ha seleccionado diez historias y las ha traducido de manera fiel pero adaptándose a la actualidad y tal como nos advierte a la sensibilidad de los tiempos que corren, creando un Decamerón de fácil lectura y quién sabe si en el futuro nos regalen más historias con la brillante y excelente traducción de Esther Benítez.

Otro punto a remarcar antes de entrar en materia es la elegancia de las ilustraciones que acompañan los cuentos, con colores suaves que no destacan por encima de la prosa, sino todo lo contrario, armonizan a la perfección dando detalles que el lector agradecerá.

Entre el propio texto aparecen breves símbolos y dibujos que recuerdan a los manuscritos antiguos y medievales, del mismo modo que una gran ilustración a toda página nos presenta el inicio de un nuevo cuento. No podemos olvidarnos de destacar esta excelente labor de Alex Cerveny.

La historia del Decamerón nos sitúa en Florencia hacia el año 1348, momento en que la ciudad es azotada por la peste negra, hecho que invita a huir a un grupo de jóvenes formado por tres hombres y siete mujeres, refugiándose en una villa en las afueras.

Allí se crea una comunidad que plantea recrear la sociedad en sí, olvidar el dolor de la muerte y celebrar la vida con sus propias normas y reglas, una de ellas es que cada tarde en sus jardines se reunirán para contar historias, estas serán sensuales y picaronas dado que “en una buena historia obtienen tanto placer quien la narra como quien la escucha”.

En esta selección encontraréis las historias de Ciappelletto de Prato, de Andreuccio de Perugia, de Masetto de Lamporecchio, de fray Alberto de Imola, De Nastagio degli Onesti, de Federigo degli Alberighi, de Guido Cavalcanti, de Peronella, de Calandrino y de Natan do Catai.

Las podéis leer en su orden o como prefiráis, entre ellas y en voz femenina surgen los pecados y los pecadores, las mentiras y los engaños, la seducción y el erotismo, todos ellos mostrados en los rostros y personalidades de sus protagonistas.

Os recomiendo encarecidamente que leáis su introducción al mundo creado por el autor y el prólogo sobre su traducción y rigor.

“¿Quién osará negar que esto se aviene más a las bellas mujeres que a los hombres? […]. A las mujeres que aman, me propongo contar cien historias […]. Aquellos y aquellas que las lean tienen la libre elección: escojan las que les acomoden y dejen a un lado todas las demás […]. Si encontráis algún placer en la lectura de estos cuentos, el autor invoca vuestra indulgencia.”  Giovanni Boccacci.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada