dijous, 21 de desembre de 2017

Este cuaderno es para mí



La descubrimos con “Valeria en el espejo”, “En los zapatos de Valeria”, “Valeria al desnudo” y “Valeria en blanco y negro”, poco tiempo después decidió subir la temperatura en las casas de sus lectores con “Alguien que no soy”, “Alguien como tú” y “Alguien como yo”, después nos invitó a vivir la vida del rock con “Persiguiendo a Silvia” y “Encontrando a Silvia”, a principios del año pasado nos regalaba “El diario de Lola” y nos alegró el invierno con “Martina con vistas al mar” y “Martina en tierra firme”, sin olvidarnos de como bajamos al infierno y salimos victoriosas en “Mi isla”.

Elísabet Benavent regresa para regalarnos nuestro libro, nuestra oportunidad de plasmar en unas páginas dinámicas donde abundan los colores y los sueños por cumplir, en Este cuaderno es para mí, lo único que falta es el aburrimiento y el blanco y negro. 

Más que una agenda es un diario personal donde recoger nuestras experiencias, nuestras ilusiones y también alguna decepción, entre sus páginas podremos recorrer nuestro camino vital de aquello que creemos ser y descubrir realmente quienes y como somos.

A veces nuestro subconsciente nos traiciona y frente a un ejemplar donde podemos reflexionar desde la manera que afrontamos la rutina del día a día, también nos plantea ideas que nos llevan al pasado para recordar aquello que queríamos ser  o los objetivos e ideales que queríamos conseguir y que por el camino han ido cambiando, evolucionando y transformándose en quien somos ahora, pero quizás solo sea una baldosa de la vida que cambiará en los años venideros.

Un cuaderno donde preservar nuestra intimidad, desahogarnos de los sinsabores y recordar los grandes momentos del año.

Con un cuidado muy esmerado, con unas ilustraciones que invitan a participar entre sus hojas y con una introducción de puño y letra de la autora que nos invita a recorrer un año con el cuaderno bajo el brazo, estamos frente a un elemento que no puede faltar el día uno de enero en ninguna habitación, ya sea bajo el colchón, la almohada o entre las camisetas amontonadas en los cajones.

Aguilar nos ofrece una opción reflexiva sobre nuestra vida y el ruido del exterior, una burbuja momentánea donde pensar en nosotras mismas un rato y con creatividad infundirnos valor para crecer.

Solo un apunte, y es que este cuaderno tiene instrucciones de uso: 

Utiliza rotuladores de colores, lapiceros, pegatinas y cualquier otro objeto brillante.
Prepárate para escribir mucho y no tengas miedo a las palabras.
Siéntete libre para anotar todo lo que se te pase por la cabeza. Sin censuras.
Rellena, colorea, tacha, pinta, planea, dibuja, sueña, piensa… VUELA.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada