divendres, 9 de juny de 2017

Tenía que sobrevivir




Hoy, diga lo que diga me voy a quedar muy corta y sin las suficientes palabras justas para describir lo que ha removido en mi interior la novela que nos presenta Alrevés Ediciones, una historia real, veraz, atroz pero llena de esperanza, una muestra de que en los peores momentos siempre hay que seguir luchando y aprender de ellos.

Tenía que sobrevivir. Cómo el accidente en los Andes inspiró mi vocación para salvar vidas es un libro del médico y ex jugador uruguayo de rugby Roberto Canessa quien fue uno de los sobrevivientes del accidente aéreo de los Andes, en el cual nos explica la historia que él vivió cuando el avión en el que viajaba sufrió el accidente, cayendo en medio de la Cordillera de los Andes y sus experiencias como médico.

Una historia que compunge el corazón, mis palabras no serán suficientes, así que con permiso de los autores he recogido una cita que me ha impactado:

"Se generó un nuevo grupo humano después de la avalancha, porque casi todos experimentamos la muerte aquella noche. Fue una regresión tan intensa que volvimos a ser posibilidad, que era lo único que podías ser: una crisálida encapsulada de vida, en una cárcel húmeda, sin oxígeno y maloliente de metal. Un feto con cardiopatía severa que todavía no sabe si podrá vivir, pero que tal vez lo logre".

Aunque la mayoría de nosotros conocemos la historia tras haber visto la película “¡Viven!” la prosa fluida de los autores, el hablar de tú a tú al lector impacta sobremanera, una novela que podríamos pensar catastrófica y muy hollywoodiense es real, unos jóvenes sufrieron lo indecible para sobrevivir, convivieron con la muerte que les recordaba a cada instante que podían ser los siguientes, con unos compañeros presentes en cuerpo pero sin vida con los que compartían risas y amistad en un paraje sombrío, frio, nevando y a mi parecer muy descorazonador.

Quiero destacar la figura del Doctor Canessa quien tras sufrir lo indecible y luchar por salvar no solo su vida sino la de sus compañeros, mostró una fuerza interior única que lo ha llevado a ser uno de los mejores cirujanos cardiólogos del mundo, creo que en esa montaña se forjo un hombre dispuesto a luchar contra cada montaña en el interior del pecho de cada paciente, quizás no todos salgan de ella pero no será por la falta de tenacidad de Roberto Canessa.

No podréis dejar de leer, las lágrimas brotan sin avisar del mismo modo que la sonrisa florece en el corazón. Este hombre es un héroe real, con los pies en la tierra, con limitaciones y sin superpoderes, pero con una fe férrea en la vida frente a la desesperación y la muerte.

Me gustaría destacar un par de detalles, el primero es que una parte de las ganancias del libro es para «CorAvant», así que además de llevaros buena literatura a casa, ayudáis un poquito al prójimo.

Lo segundo y cosa que no acostumbro a hacer es hablaros de los autores con datos y fechas y no solo con lo que han representado para mí en su obra, así que si me permitís os daré algunos datos sobre ellos.


Roberto Canessa a los 19 años, junto con Nando Parrado, dejó atónito al mundo en diciembre de 1972, cuando aparecieron vivos en Chile tras escalar la cordillera de los Andes durante diez días, para guiar el rescate de sus catorce amigos atrapados en el fuselaje, dos meses después que el avión en que volaban se estrellara contra las montañas.
Se graduó como médico cardiólogo pediatra, fue galardonado tres veces con el Premio Nacional de Medicina en Uruguay y en 2015 fue designado Honorary Fellow of the American Society of Echocardiography.

Actualmente es jefe de Ecocardiografía y Cardiología del Hospital Italiano y colabora con una red integrada por los más prestigiosos colegas en todo el mundo.
Pablo Vierci escribió Los tramoyistas” (1979), “Pequeña historia de una mujer” (1984), “Detrás de los árboles” (1987), “99% asesinado” (2004),La sociedad de la nieve” (2008), “De Marx a Obama” (2010), “Artigas - La Redota” (2011), “El desertor” (2012) y “Ellas 5” (2014).

Escribió guiones para los largometrajes Aqueles dois” (1985), El viñedo” (1999), “Matar a todos y Artigas - La Redota” (Uruguay, España y Brasil, 2011), así como la serieContámela en colores” (2012). Entre otros premios, en 2003 obtuvo el Citi Journalistic Excellence Award en la Universidad de Columbia de Nueva York. Como guionista recibió los premios FONA en 1999, al Mejor Guión en el 29 Festival de Cine de La Habana y al mejor Guión en el 14º Festival de Cine de Lérida en 2008.
Además obtuvo el Premio Libro de Oro de la Cámara Uruguaya del libro en 2009 y dos veces el segundo premio Nacional de Literatura de Uruguay en 1987 y 2004.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada