dimarts, 27 de juny de 2017

Palabras que nunca te dije




María Martínez nos enamoró con “Cruzando los límites” y “Rompiendo las reglas”, con “Una canción para Novalie” nos mostró la fuerza de la vida y hoy regresa a nuestras manos con Palabras que nunca te dije, un título muy sugerente, solo al leerlo ya me sedujo y me invitó a pensar cuales eran las palabras que nunca le he dicho a alguien y casi todas las respuestas me llevaban a una despedida, a no haber reconocido algo a tiempo o al mero hecho de haber podido decir algo y por cobardía haber callado.

Nuestra protagonista es Sara, una joven treintañera, casada con un hombre que no la ve y con un hijo maravilloso. Sara no existe, está escondida bajo un gran caparazón de inseguridades fomentadas por su marido y que ella se ha creído, es muy vulnerable pero afortunadamente tiene una amiga que ve mucho más allá de su caparazón y que la invita a vivir una locura.

Christina le pide que vaya a la Provenza, a su château para controlar las reformas, un lugar precioso donde pasar unas semanas consigo misma y aunque parece que solo va a vigilar la construcción de una casa, Sara acabará construyendo una nueva Sara, una joven vital, con ilusiones, con nuevos sueños aunque encadenada a su marido por el bien de su hijo.

Allí, Sara conocerá a Jayden, un americano con el alma rota y que ha tomado ese destino por un motivo muy concreto pero que aún no está preparado para afrontar.

Juntos descubrirán una dinámica maravillosa, se complementan a las mil maravillas y se aman con locura, pero ambos saben que aquello no puede durar, Sara volverá con su marido y Jayden a su hogar.

Quizás ese verano les de las suficientes alas para vivir una vida separados o quizás sea el destino cruel el que los separe para siempre, pero como muy bien dice el título, ambos callan lo que sus corazones sienten, esa puerta blindada a su corazón ya tiene las bisagras rotas y oxidadas, solo hace falta un empujoncito para que caiga con un gran estruendo y les revolucione para siempre.

Una novela profunda, donde el rol de madre se antepone al de mujer, donde un marido ausente tiene un gran poder y donde el amor florece entre la lavanda y brilla como luciérnagas en una noche de verano.

Una prosa ligera, un tempo sostenido y unos personajes sólidos y muy reales hacen de esta lectura el sueño perfecto para el verano.

Nadie sabe que nos deparará el futuro, pero cuando un amor de verdad llega a nuestras vidas es capaz de poner el mundo patas arriba y despertar no solo la lujuria, sino la ternura y sueños de princesas.

Tanto Sara como Jayden deberán afrontar una prueba muy dura, destruir los fantasmas de sus pasados y dar un paso al frente para poder decir algún día aquello que en su momento no se dijeron.

A veces hay que ser muy valiente para decir “Te quiero”, pero aún mucho más para luchar por ello.

Titania nos presenta un secreto a voces, un sueño de verano y un futuro demoledor. Una historia que quedará grabada en vuestra memoria por su ternura, su valentía y su promesa.

No esperéis a que os lo cuenten, mejor que las palabras que opinan queden en silencio y se compartan con otras que ya la hayan vivido. Aquí os dejo un pequeño rayo de sol.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada