dilluns, 10 d’abril de 2017

¡Ni lo sueñes!



Si alguna vez has pensado salir indemne de una novela, ya puedes ir aparcando esa absurda idea hablando de una de las últimas novelas de Megan Maxwell publicada por Esencia, su título lo dice todo ¡Ni lo sueñes!, una historia que os dejará con los sentimientos a flor de piel, con los ojos bañados en lágrimas y a su vez con una fuerza positiva impresionante.

Si os gustó “El día que el cielo se caiga” esta es vuestra novela.

Daniela es una joven fisioterapeuta española que vive en Milán, su vida ha sido más bien un campo de minas pero siempre luce una sonrisa, sus miedos y temores van por dentro. Este hecho la marca hasta tal punto que agradece cada amanecer y vive la vida al día dando lo mejor de ella misma a los demás.

Su vida empieza a cambiar cuando tiene que trabajar con Rubén, un futbolista de elite que se ha lesionado, un casanovas empedernido y con una lengua viperina de aquellas que si uno se muerde se envenena y que se rodea de mujeres perfectas, ¿pero esas existen?

Todo empezará con mucha ironía, Daniela no está dispuesta en caer en los brazos de Rubén, en su mente tiene otras preocupaciones, cosa que le da una fuerza increíble como personaje femenino, ella no es una princesita, ella es una guerrera que se enfrenta al mundo y al reloj del tiempo con uñas y dientes.

Daniela le mostrará a Rubén otra cara del mundo, este descubrirá que no todos tienen su suerte en dos personajes que son maravillosos, la pequeña Suhaila, una guerrera como ella y su hermano Israel, dos niños sin familia a los que Daniela adora.

Todo se complicará cuando su relación profesional se escapa del terreno de juego que ellos mismos habían pactado y el miedo los distanciará.

Una oda al positivismo, a todas aquellas personas, hombres, mujeres y niños que viven con la espada de Damocles en la cabeza y que luchan cada día por tener uno nuevo al amanecer.

Profunda, sincera, sentimental, con sus momentos picantes pero con mucho amor, esta historia quedará grabada a fuego en el corazón de todos aquellos que la lean.

Nadie es perfecto y por ello nadie encontrará la perfección que no existe, pero lo que sí es posible es encontrar aquella persona perfecta con sus defectos que encaja con los del otro.

Altamente adictiva, con unas descripciones maravillosas de la bella Italia, con unos personajes que confluyen en la importancia de la familia de corazón y en compartir con aquellos que menos tienen. Una novela que dispara a la conciencia social y a la fuerza de la lucha interior.

De nuevo, Megan Maxwell me ha dejado sin palabras al tratar temas delicados con una sensibilidad abrumadora.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada