dissabte, 17 de desembre de 2016

Dororo



Hoy, de la mano de Debolsillo os acercamos una de las obras más espectaculares del manga tradicional, Dororo, firmado por el que es considerado el “Dios del manga” Osamu Tezuka, autor de entre otros “Astro Boy”, “La princesa caballero”, “Fénix”, “Oda a Kirihito”, “Buda”, “Black Jack” y “Adolf”.

Osamu Tezuka revoluciono en su momento el mundo del manga, se saltó el rígido formato de las viñetas proporcionando en cada página más de una ilustración ganando en capacidad de desarrollo de la historia que quería mostrar.

En un solo volumen nos encontramos la historia que en un origen fue editada en cuatro volúmenes y que inspiro una película y una serie de anime con el mismo nombre.

La trama se inicia cuando Daigo Kagemitsu un temible samurái entrega su hijo a cuarenta y ocho demonios para poder conquistar con su ayuda su país. Poco después nació un niño deforme al que le faltaban cuarenta y ocho partes del cuerpo y su padre lo arrojo al rio, este sobrevivió y se convirtió en Hyakkimaru (pequeño monstruo).

Los pecados del padre pasaron al hijo, pero esté demostró su fuerza y coraje derrotando demonios y recuperando aquello que su padre entrego con la ayuda de Dororo, el mejor ladrón de Japón.

Hemos de tener en cuenta que fue escrito entre 1967 y 1968, hecho que marca una diferencia con el manga actual, sus figuras no son atractivas ni seductoras, no aparece el color y lo que realmente marca el volumen en si es la trama y la metáfora sobre la vida que esconde en unos personajes complejos y profundos que luchan con seres poderosos por recuperar de alguna manera el ser propio de Hyakkimaru.

Una de las características delatoras de su autor son los ojos redondeados, grandes y oscuros de sus personajes, el juego de medidas entre las viñetas remarcando con ello su importancia y la oscuridad y profundidad de la trama.

Uno de los puntos a recordar y que es de agradecer a Debolsillo es que el volumen se rige por la cultura original, para leerlo hay que empezar por el final del volumen y leerlo de derecha a izquierda, algo que descoloca a los menos versados al manga, pero a lo que rápidamente se le coge el tranquillo.

Un héroe incompleto e imperfecto que se forjará a sí mismo. Un clásico cultural repleto de aventuras, venganzas y sed de sangre que os transportará en el tiempo y en el espacio.

Ideal para leerlo con un té verde y unos Mochis, aunque podéis hacer trampa y en lugar de los tradicionales decantaros por los de chocolate.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada