dimarts, 24 de maig de 2016

Compromiso de conveniencia



Amanda Quick no deja de sorprendernos, tras encandilarnos magistralmente con “Jardines de cristal” y “Una mujer misteriosa” regresa con Compromiso de conveniencia para transportarnos al Londres Victoriano donde las máscaras de la alta sociedad esconden grandes y peligrosos secretos.

En esta nueva novela nos encontraremos acompañando a Amity Doncaster una joven poco común en su época, una afanosa viajera y escritora que muestra el mundo a las damas de la época. En uno de sus viajes se cruzará con un hombre herido de bala y a quien salvara, este es Benedict Stanbridge, un apuesto caballero que entre muchos secretos caerá prendado de la joven aunque sus caminos deberán separarse.

Un ataque contra la joven por un despiadado asesino llamado “El novio” los reencontrará y lo que parecía solo una ilusión prenderá en sus corazones.

Una trama detectivesca en la búsqueda del asesino, giros inesperados, secretos ocultos, espías rusos, celos y deseos de venganza son solo algunos de los elementos que hacen imposible dejar de leer e intentar conseguir la siguiente pista que puede llevarlos al asesino.

Una pareja fuera de lo común, una hermana inteligente y perspicaz, un agente de Scotland Yard con gran corazón, un joven psicólogo y la alta sociedad forman un compacto y solido armazón para una historia apasionante y apasionada, sin olvidarnos de la servidumbre que siempre sabe más que sus señores.

Una combinación de dos antihéroes por naturaleza, una dama poco amante de las sales y con un ingenio y una curiosidad que la llevan un paso más allá y un ingeniero encerrado la mayor parte del tiempo en su laboratorio con una brillante inteligencia y capaz de crear planes rocambolescos e involucrado en una trama de espías en pos de la Corona.

No deja de sorprenderme el Londres gótico, oscuro y su niebla amenazante que se transforma en un personaje por sí mismo, una ciudad donde una dama puede ser secuestrada a la luz del día y del mismo modo devuelta a sus calles ya sin vida.

La prosa de Amanda Quick nunca deja indiferente, mantiene a lo largo de la narración un tempo pausado dando tiempo al lector para hacer sus propias cábalas sobre la identidad de “El novio” y a su vez juega con un tempo más vivaz cuando la trama requiere tensión y llamar la atención.

Vergara esconde tras una portada en movimiento una huida hacia un futuro, hacia un puerto desconocido donde la protagonista demostrará sus dotes resolutivas y su joven corazón latirá al descubrir sus propios sentimientos y anhelos.

Un inmejorable regalo para las mentes avispadas y corazones románticos, un dos por uno que no dejará a nadie indiferente. 





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada