dissabte, 7 de maig de 2016

Adivina quién soy



Booket recupera en un formato cómodo y económico la primera entrega de la saga de Megan Maxwell sobre los hermanos Ferrasa, las dueñas de sus corazones y las amigas de estas que fueron publicadas en un principio por Esencia.

En Adivina quién soy descubriremos al patriarca de la familia, un gruñón adorable, a los tres hermanos Dylan, Omar y Tony, a sus tíos, a su difunta madre a través de sus recuerdos y a todo un mundo de la música latina e internacional.

Esta primera entrega se centra en Dylan, el hermano menor quien tras la muerte de su madre huye de su vida como cirujano dado que se culpa de la muerte de su madre aunque él no estaba.

Trabaja en un crucero y allí conocerá a Yanira y a Coral, dos jóvenes amigas tinerfeñas que cada una destaca en su profesión. Yanira canta como los ángeles y Coral es un hacha en la cocina.

Entre Dylan y Yanira saltan chispas desde el principio aunque como resultado de un juego de enredos está piensa que es gay, nada más lejos de la realidad.

Esta novela sigue la estela que nos dejó la autor con la serie Pídeme lo que quieras, dado que entre Dylan y Yanira los juegos de seducción y de cama son bastante explícitos y posesivos, aunque para mi gusto la novela deja entrever un grupo de personajes secundarios muy bien definidos que se complementan y crean un sólido tapiz de donde partirán sus continuaciones.

Los planes A, B y C de Yanira siempre son impresionantes, la lengua de Coral no se queda corta, Tony tiene un gran corazón, Omar es un capullo integral, Anselmo es un cascarrabias, Tiffany es todo corazón y cuando conozcáis a Princesa os enamorareis perdidamente.

Una historia de amor profundo y sincero, con altos y bajos en el camino pero emotiva y sensual.

La prosa de Megan Maxwell es adictiva, juega con capítulos no muy extensos pero que siempre deja al lector en un punto álgido, un punto de inflexión donde necesita leer un poco más para matar la curiosidad.

La profundidad de los temas que orbitan alrededor de la pareja principal como el duelo por la pérdida de una madre y esposa, las infidelidades, una pequeña niña que es como un rayo de luz, la amistad sincera y la importancia de perseguir los sueños sin despegar los pies del suelo.

Os aseguro que cuando lleguéis a su última página, y no vale leerla la primera, necesitareis leer su continuación “Adivina quién soy esta noche”, puede que los planes de los protagonistas terminen en boda o en funeral…




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada