dijous, 14 d’abril de 2016

Me entrego a ti



Llegamos al desenlace de la trilogía “Novias de Nantucket” de nuestra querida Jude Deveraux y como no podía ser de otra manera gracias a Vergara.

Reímos y lloramos con “Amor verdadero”, nos emocionamos y sorprendimos con “Por siempre jamás” pero realmente nos llegará al alma con un desenlace maravilloso en Me entrego a ti.

Como las anteriores entregas está se puede leer de manera individual, pero creo que sería un error, dado que uno de los planteamientos arranca de la boda surgida en la entrega anterior.

En esta ocasión regresaremos a la maravillosa isla de Nantucket junto a Hallie, una joven que horas antes estaba atascada en una vida rutinaria con una hermanastra odiosa y enamorada de su vecino de enfrente, pero todo cambia cuando regresa a casa por sorpresa y encuentra a Shelly su hermanastra haciéndose pasar por ella para recibir una herencia desconocida.

Ante tal traición decide ir con Jared Montgomery, a quien conocimos en “Amor verdadero”, a su nueva casa, el problema o la suerte serán que allí le espera el trabajo de su vida, en su casa se ha instalado un primo de Jared, Jamie, quien esquiando se ha destrozado la rodilla y ella como fisioterapeuta intentará solucionarlo.

El problema es que Jamie mantiene la fachada de niño rico, y nada más lejos de la realidad, y tratar de quitarle la ropa es imposible, para los masajes, la verdad se esconde no solo en su alma y en sus pesadillas, sino también por todo su cuerpo.

Mientras las chispas saltan entre ellos, descubren un secreto de la casa, esta está habitada por dos fantasmas de dos bellas damas que en vida eran grandes casamenteras y sus espíritus siguen siéndolo, ellas son las Damas del Té, unas mujeres que jugaran un papel muy importante en la vida de sus nuevos habitantes.

Y para añadirle salsa a la vida, aparecerán un montón de parientes tanto Montgomery como Taggert, a cual más guapo y simpático, a cual más liante y a cual con el corazón más grande. Ellos le mostraran a Hallie lo que es una familia y quizás su familia.

Una novela que se lee del tirón, amena, divertida, emotiva y con un punto de dolor, no solo en el pasado de Hallie sino en la vida de Jamie, un hombre atormentado que poco a poco volverá a la luz. Me encantaría deciros el motivo y poder explicarme con todo lujo de detalles pero entonces os perderíais una grata sorpresa escondida en una pequeña toalla de baño.

Los Montgomery y los Taggert, generación tras generación solo nos han dado alegrías, muchos de los personajes secundarios los conocimos en las entregas anteriores de la trilogía, pero otros como Cale y Kane en la historia corta “Los casamenteros”, la de J.T y Aria en “La princesa” y la de Dougless y el padre de Nicholas en “El caballero de la brillante armadura”, todos ellos os esperan para marcar a fuego vuestras almas y corazones.

Frente a todos ellos y sus novelas solo nos queda decir: ¡Si, Quiero!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada