dilluns, 11 de gener de 2016

El año en que te conocí



Por Ángela Sánchez Vicente


Genial. Que buena es la sensación cuando te sientas a escribir sobre una novela que acabas de leer y solo se te ocurren cosas positivas y el ansia por recomendarlo es tan potente que modifica todas tus estructuras.

No nos engañemos, a veces tener un nombre como es Cecelia Ahern entre manos es difícil ya que está en el punto de mira dado que se espera mucho de ella después de los éxitos mundiales como “Posdata: te quiero” y “El momento de mi vida” por destacar algunos.

Al empezar la lectura pensé que ojalá fuera la mitad de bueno que “Posdata: te quiero”, reconozco que lo he leído diversas veces y siempre lloro, suspiro, me enamoro de nuevo… ¿Qué tendrá esa historia? 

Este invierno vuelve con El año en que te conocí y creedme, vale mucho la pena y cumple con las expectativas que la propia autora genera en sus fieles seguidores.

Es una novela amable, dulce, fuerte, llena de sentimientos que traspasan las páginas y nos obligan a parar, respirar y tomarnos sorbos de café o chocolate para seguir. 

A veces se te frunce el cejo, otras se te dibuja una sonrisa en la cara y sólo deseas que nadie te esté mirando. Para ser totalmente sinceros es una novela que se vive.

En estas páginas conoceremos a Jasmine, una carismática chica que sólo vive para su hermana y su trabajo hasta que la despiden y siente que toda su vida se desmorona y se verá muy impotente y rabiosa para encontrar una nueva ilusión o un nuevo comienzo.

Por otro lado está Matt, un chico al que ella ve desde su casa mientras él hace su programa de radio que debe cesar su actividad después de una entrevista demasiado escandalosa.

Ya tenemos al chico y a la chica como ingredientes principales y una Navidad muy americana como telón de fondo.

El olor a pavo, a abeto recién cortado, el bullicio de los comercios, el frio helador de la ciudad son el contexto ideal para que estos dos, que en un inicio se detestan crucen la barrera del odio y se rindan al amor y a un nuevo giro vital.

¿Qué pasará con sus corazones? 

Gracias a Ediciones B podremos vivir el día en que se conocieron y juzgar si fue una flecha acertada del destino o un gran disparate.

Sólo os quiero hacer una advertencia: manteneros cerca de pañuelos, preparad algo de dulce para tener a mano y alguna bebida calentita. Es una historia tan bonita que os enganchará y no os querréis mover hasta saber cuál es el desenlace.

Nunca una historia de amor fue tan bien narrada.

¡Id a vuestra librería de cabecera y enamoraos!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada