dimarts, 20 d’octubre de 2015

Un corazón de piedra



Por Ángela Sánchez Vicente


Sólo me hizo falta ver la portada y la sinopsis de Un corazón de piedra para saber que esta reseña la tenía que escribir yo.

Es una lectura realmente placentera y aunque se desarrolla en un entorno un tanto adolescente es una historia de amor en toda regla que va a poner todas nuestras emociones en jaque y nos sacudirá. Después de leerlo no seremos los mismos. 

¿Y no es ese el fin de la lectura? Para mí un libro es bueno cuando no te deja indiferente, sea con pensamientos y emociones placenteros o agridulces pero que te toque el alma y juegue con tus entretelas en un vaivén de imágenes y frases que se quedaran contigo durante mucho tiempo.

En esta novela conoceremos a Jesse, el chico todopoderoso del instituto, un semi Dios al que todos los chicos admiran y por el que suspiran todas las chicas. 

Además tiene el poder de la persuasión, puede conseguir exámenes, falsificar notas, hacer DNI’s falsos… aunque si se para un solo segundo y mira hacia su interior hay un vacío inmenso.
La gente le va a buscar por lo que él les puede proporcionar y las chicas se enamoran de él sólo por su fachada y su atractivo poder de convicción. ¿Es consciente de eso o veremos poco a poco cómo le cae la venda de los ojos? 

El encargo que nos ocupa es muy particular, Jesse tendrá que encandilar a Bridget para entregarla a Ken. 

Bridget es una chica muy conocida y a la vez como él es la gran desconocida. Ni siquiera su entorno más cercano sabe lo que realmente se cruza por su mente o por lo que palpita su tierno corazón. 

¿Podrá enamorarla? ¿Podrá dejarla ir y abandonarla en los brazos de Ken?

Grandes interrogantes sazonados con ternura, introspección, una gran reflexión sobre el amor y lo que pasa dentro de los muros de un instituto cualquiera que se descubren poco a poco gracia a la pluma de Kat Spears

Me declaro fan de la autora por varios motivos pero los que destaco por encima de los otros son éstos: su gran conocimiento de la “psique” humana y la facilidad de plasmarlo en la novela; ambos jóvenes evolucionan de una manera increíble como si fueran micro huracanes en una tarde plácida de verano y en un segundo término el escenario emocional donde sitúa la acción.

Además de ser un instituto al que todos podemos entrar de manera inmediata nos muestra unos sentimientos, frustraciones, sueños y anhelos que nos harán vibrar en una trama que no decae en ningún momento y mantiene su dulzura amarga hasta la resolución final.

De la mano de Urano y su sello Puck viviremos un flashback yendo al instituto pero de una manera muy diferente, muy sensible y muy amable con el lector.

En su dulce amargura reside su poder.

¿Será el choque de dos soledades? Hay que leerlo para saberlo.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada