divendres, 9 d’octubre de 2015

Medio Mundo



Fantascy nos sorprende de nuevo con la segunda entrega de la trilogía de Joe Abercrombie “El mar quebrado” un mundo que descubrimos en la primera entrega  “Medio Rey” y que ahora viene con más fuerza, más carácter y más profundidad.

Realmente no sé quién ha madurado más, si el autor con su prosa, sus descripciones más detalladas, unos personajes más profundos y desarrollados o si ha sido la propia novela la que ha empezado a tomar posesión del lector.

La novela da un giro de trescientos sesenta grados respecto a la anterior, los tempos suben y bajan dando intensidad a los momentos cumbres y un breve respiro a la imagen más mundanal de la trama.

A veces una chica es llamada por la Madre Guerra

A veces una mujer se transforma en guerrera

A veces una guerrera se transforma en un arma

Y un arma está hecha para un propósito

Entramos en Medio Mundo de la mano de dos personajes que se dan la mano, ellos nos explicaran sus historias y sus aventuras desde el punto de vista de cada uno, si la entrega anterior seguíamos la voz de Yarvi, ahora escucharemos en dual.

Ella es Espina Bathu, una joven de Gettlandia que no se conforma con ser como las demás, ella quiere luchar y vengar la muerte de su padre, pero en el proceso es tachada de asesina y condenada a muerte.

Él es Brand, un joven guerrero sin alma de tal, mal considerado por todos y que traiciona a su gente al unirse a Espina, juntos se demostraran y demostraran a los demás su verdadero potencial, su llama interior y como conseguirán paso a paso ampliar sus aliados frente al cruel y despiadado Alto Rey.

Sin olvidarnos del antiguo ocupante de la Silla Negra, posterior esclavo y ahora clérigo, el Padre Yarvi será el encargado de mostrar a nuestros jóvenes valientes un camino difícil y arduo que les llevará hacia su destino.

Una novela de coraje, venganza, miedo, decisiones y valentía, una aventura épica donde el lector no podrá dejar de leer y se quedará con las ganas de leer “Media guerra”, el desenlace de esta epopeya que dista mucho de ser exclusivamente para el público juvenil.

Personalmente he de confesar que me ha gustado mucho más que la anterior, quizás sea debido al hecho de que la protagonista es un personaje fuerte, capaz, con ideas claras y que dista mucho de ser una damisela en apuros.

“El momento en el que pares, será el momento en el que mueras.”

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada