dissabte, 18 de juliol de 2015

La alimentación como medicina



Por Ángela Sánchez Vicente


Hace tiempo que en la redacción de La Petita Llibreria se ríen de mi (en el buen sentido) pues les comento que me alimento no por lo que me apetece sino por lo que cada alimento le proporciona a mi cuerpo y en la manera en que aquello que como me puede ayudar a mejorar pequeñas dolencias o simplemente prevenir enfermedades.

Justamente cae en nuestras manos La alimentación como medicina y más de uno se ha pasado a mi modo de comer. 

¿Somos lo que comemos? Está visto que si, además si aprendemos a escuchar a nuestro cuerpo él mismo nos estará pidiendo una serie de nutrientes para su correcto funcionamiento.

En esta obra fabulosamente documentada del Dr. Dharma Singh Khalsa nos muestra como cada alimento puede ayudar a cada dolencia o bien cómo podemos ayudar a paliar las molestias que nos ocasiona el día a día. 

Más de una vez recurrimos a analgésicos, laxantes, diuréticos… en fin, a química para arreglar aquello que nosotros desequilibramos en nuestro propio organismo.

Obviamente la ciencia avanza y bendecimos los avances médicos pues nos ayudan mucho a salvar vidas y a mejorar la vida de los afectados de grandes dolencias pero la mayoría de la gente joven o sin patologías diagnosticadas pueden protegerse y prevenir muchos malestares con el simple habito de aprender a comer y a mantener una correcta hidratación.

¿Tránsito intestinal lento? ¿Dolores de cabeza? ¿Acné? ¿Estrés o ansiedad? ¿Erupciones cutáneas o alergias? ¿Dolores crónicos? ¿Cansancio o fatiga?

Tranquilos, lógicamente si tenéis una medicación prescrita por un facultativo no se ha de interrumpir pero hay ciertos alimentos que combinados de la manera que nos sugiere el autor nos harán sentir un gran alivio sin causar ningún efecto secundario ni nocivo para la salud en general.

¿Parece fácil verdad? Además pensad que si sois afortunados en no padecerlos también los podéis prevenir de esta manera simple de saber que comer dependiendo de aquello que tenemos resentido. 

De la mano de Urano y la abasta variedad de alimentos y nutrientes que nos aporta la dieta mediterránea podemos construir un habito saludable muy exitoso que nos reportará un bienestar general muy agradable.

Personalmente ya lo aplicaba pero he aprendido muchísimas más cosas y creo que una persona no ha de hacer una dieta espress o cuidarse solo cuando su cuerpo enferma si no que es mucho mejor adaptarse a un modo de vida sano lo antes posible y educar a nuestro cuerpo de una manera correcta.

¿Os apuntáis a probarlo? Esta es la mejor guía y la más completa. 

No lo dudéis, no hay nada comparable a gozar de una buena salud física y espiritual.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada