dissabte, 1 d’agost de 2015

Grey



La publicación de Grey o lo que es lo mismo Cincuenta sombras de Grey contadas por Christian Grey ha aterrizado en las librerías rodeada de expectación y de un error de imprenta que algunos han tachado de publicidad y otros se compadecen del pobre que no se dio cuenta.

Más que cincuenta sobras de Grey, su presentación parece más en busca de la página 421, cosa que a mi modo de ver, sus seguidoras han perdonado y la Editorial Grijalbo ha subsanado de inmediato poniendo todas las facilidades habidas y por haber para que todos puedan leer la historia completa o cambiar el ejemplar por uno de nuevo, eso sí, a Grey no le hubiera pasado, es demasiado dominante y controlador.

En lo que parece ser la primera entrega de la nueva perspectiva de la trilogía, hemos de reconocer que la historia en si ya la conocemos, por tanto la lectura es amena y ligera, los apuntes personales del personaje de Christian nos muestra sus miedos, sus sombras y sus pensamientos, sus pesadillas y como nace su obsesión por Anastasia.

Este hecho hace que no exista la novedad de lo desconocido, no es una novela que nos vaya a sorprender de la manera que lo hicieron sus antecesoras, pero si un ansia por descubrir aquello que no sabíamos, esta novela recrea más la búsqueda de un tesoro, aquello diferente, aquello que no sabíamos, aquello que es realmente Grey. 

Un relato más al estilo Dr.Jekyll y Mister Hide, donde las luces van ganando la batalla a las sombras y donde el pasado empieza a dejar paso a un presente diferente.

Voy a ser bastante crítica con E.L.James, y espero que me perdonen sus fans más acérrimas, pero creo que la película le ha hecho mucho daño a la novela, ha transformado lo que fue casi un boom de despertar en la novela erótica femenina a un cuento casi de hadas subidito de tono, este hecho me ha planteado dudas al leer Grey, antes de leerlo pensé que era una manera más de hacer caja, ahora lo explica uno y luego lo explica el otro, pero reconozco que no todo es tan blanco ni tan negro, y ella sabe jugar con las sombras.
Grey merece ser leída por sí misma y que cada uno extraiga sus propias conclusiones, creo que aporta detalles que enriquecen la trilogía original y completan la personalidad de Christian, lo humaniza más y muestra sus propios temores al perder el control de la situación con Anastasia. La animadversión que tiene con Kate, lo que piensa de José o la relación con su hermano Elliot queda más marcada.

También se muestra más su lado de empresario, de hombre de negocios, de su vida en la oficina y de la relación con sus empleados.

De la historia en si poco os podría contar que no sepáis ya, pero la autora nos regala alguna sorpresa entre sus nuevas páginas que merecen ser descubiertas. 

Una historia que muchas fans pedían y que a día de hoy ya pueden disfrutar entre sus manos.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada