diumenge, 12 d’abril de 2015

Una mujer misteriosa



Amanda Quick nos invita de nuevo a seguir las peripecias de las jóvenes que trabajan en La Agencia Flint y Marsh, unas jóvenes con poderes paranormales que trabajan de incognito como damas de compañía en un Londres victoriano.

En su novela anterior, nos introducía en un mundo donde las sombras se revelan y las huellas psíquicas y el aura pueden revelar mucho de las personas. “Jardines de cristal” fue un inicio espectacular para una saga que parece tener cuerda para rato.

Si no habéis leído la entrega anterior no os preocupéis, son historias independientes, y aunque hay alguna referencia a ella no es decisiva en la historia y la autora la contextualiza de manera sublime.

Ahora con Una mujer misteriosa, acompañaremos a Beatrice, una joven que huyendo de su pasado y de haber presenciado un crimen brutal cambia de identidad y entra al servicio de La Agencia Flint y Marsh.

Su encargo es proteger a una joven dama y en el transcurso de esta misión conocerá al señor Gage, un hombre que investiga el chantaje a su hermana y que apunta directamente a ella.

Joshua Gage, había trabajado para la Corona como espía y un año antes una misión termino en tragedia creándole heridas físicas y psicológicas, pero el problema de su hermana le devuelve a la vida.

Este no cree en nada paranormal, aunque tiene la capacidad de encontrar aquello perdido o a la persona escondida, cosa que le lleva hasta Beatrice. Entre ellos se forjará una alianza no solo profesional, sino que las chispas surgirán entre ellos.

Lo que a todas luces parece una historia romántica más se desvela como un thriller apasionante donde los asesinos a sueldo se esconden tras grandes máscaras, donde un chantaje esconde un secuestro, donde los amigos resultan ser enemigos y donde el amor transforma al más cuerdo en loco.

Un punto más a su favor es como introduce un hilo conductor mediante la arqueología y los poderes curativos perdidos en el Antiguo Egipto, hecho que le da mucha versatilidad a la trama y la enriquece con un contexto  desconocido de magia y poder.

Vergara no deja de sorprender presentando una novela dinámica, con un tempo marcado y ágil y un dinamismo digno de un buen suspense negro. Una novela donde la mujer no es débil ni necesita la protección de un hombre, sino que es hábil, inteligente, suspicaz y muy capaz de arreglárselas sola, aunque si le ponen delante a un hombre con cualidades parecidas y un buen físico, es posible que caiga en la tentación.

El Londres victoriano evoca calles estrechas y oscuras, con niebla hasta los tobillos y malhechores tras cada esquina, Amanda Quick no va a ser menos, aunque le añade un rayo de luz, una esperanza que acompañará a sus personajes hasta el desenlace final donde si tienen suerte el corazón se impondrá a los convencionalismos de la época regalándoles un brillante futuro y si no tienen dicha fortuna les avocará a un abismo oscuro donde deberán sobrevivir con el corazón roto.

¿Qué futuro les espera a nuestros protagonistas? ¿Será la magia del corazón el que los salve?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada