dimarts, 7 d’abril de 2015

Un océano entre tú y yo



Un océano entre tú y yo es un espacio infinito y a la vez es un espacio muy pequeño cuando dos corazones se entrelazan en un único palpitar.

Alexandra Roma consigue con esta novela situarse mano a mano con autoras de la talla de Nora Roberts. Su historia consigue mezclar un thriller al más puro estilo Al Capone con un amor casi imposible, una venganza y el egoísmo más oscuro que puede habitar en el alma humana.

Nuestra nueva amiga es Adriana, la hija mediana del alcalde de Vilagarcía de Arousa, una zona de la costa gallega muy castigada con el tráfico de drogas, su abuelo creo con ello un imperio y su padre ha dedicado su vida a redimir el apellido de la familia luchando contra ello.

Aunque la familia se está empobreciendo y endeudando, las amenazas contra la integridad de los miembros de la familia obligan a contratar seguridad extra, y entre estos extras conoceremos a Hugo Molina, un hombre con pasado tormentoso quien tendrá que proteger a Adriana.

Dos personajes no tan distintos pero con enfoques diferentes ante la vida, Adriana va de frente, se enfrenta a todo y a todos y cuando cree tener razón su boca no tiene filtro, Hugo es más reflexivo y parece el hombre de hielo, aunque topará con la horma de su zapato, una joven con la que deberá mantener las distancias aunque le cueste el alma.

La vida de todos cambia con la muerte de la hermana gemela de Adriana y la búsqueda de esta por descubrir la verdad y hacer justicia, una justicia que le costará su propio corazón.

Alexandra Roma es un poco meiga, ya que embruja con su prosa sutil pero intuitiva a todo lector que se introduzca entre sus páginas. Una lectura que crea adicción y con un giro argumental al final poco esperado mostrando las sombras de quien menos podréis sospechar.

Una trama de tráfico de drogas, secuestros, mentiras y medias verdades, asesinatos y un paisaje que será protagonista por sí mismo. Dos personas que caerán en el embrujo del amor y una familia disfuncional que se sostiene apenas en equilibrio.

Esencia nos regala una apasionante trama donde el compendio entre la tristeza y la alegría, el amor y el rencor, el pasado y el presente dependen de decisiones a vida o muerte y donde la felicidad parece escapar por la ventana.

Esta novela es un beso en el Atlántico, a veces bravo, enfadado o iracundo, a veces tranquilo, suave y refrescante. Como dice la leyenda los mejores besos tienen sabor el sabor del Atlántico, después de probarlos no deseas otros. 

Así que, una vez leída esta novela, no puedo esperar a ver la próxima sorpresa que nos deparará su autora.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada