dimecres, 18 de febrer de 2015

Alguien que no soy



Que levante la mano quien sepa realmente al 100% quien es. ¿Alguna mano? Todos cambiamos en cada momento, las situaciones nos cambian, la gente que nos rodea, nosotros mismos estamos en catarsis continuas, esta es una de las razones por las que me encanta el título de Alguien que no soy, una afirmación muy interesante dado que ya invita a preguntarse si la protagonista sabe quién no es, quizás quiera decir que si sabe quién es.

Dejando de filosofar, entremos en la novela de Elísabet Benavente, una asidua en nuestro blog, nos enamoró con Valeria y sus amigas (En los zapatos de Valeria, Valeria en el espejo, Valeriaen blanco y negro, Valeria al desnudo)  con Silvia nos sedujo (Persiguiendo a Silvia, Encontrando a Silvia) y con Alba nos mostrará un mundo cambiante y diferente a los estándares reconocidos.

Esta novela es diferente a sus predecesoras, es más intensa y rompe con muchos convencionalismos, aunque si nos ponemos a pensar un poco y nos saltamos la cama, la pared, la alfombra, la ducha y algún que otro sofá descubriremos un terceto muy curioso.

Una primera entrega de la nueva trilogía “Mi elección” que nos presenta Suma de letras y nos invita a elegirla.

Se dice que en las relaciones tres son multitud, pues bien, en este caso parece que Alba, Nico y Hugo son un terceto muy bien avenido, su relación se basa en normas a no romper y por tanto se rompen todas, una relación basada en el sexo a tres y que desemboca en confusión, en el despertar de sentimientos y en definitiva a un callejón sin salida, o eso parece.

Alba es joven y se encuentra tentada por dos hombres muy diferentes,  por un lado está Hugo un moreno cañón, encerrado en sí mismo y que confía poco en la gente a excepción de su mejor amigo Nico, el segundo cañón, un rubio más dulce y sensible. Juntos podrían ser el hombre perfecto, pero en este caso Alba acepta descubrir con ellos dos a la vez descubrir sus límites y quien realmente se esconde tras su conciencia.

La narrativa de Elísabet es muy dinámica y fresca, es actual, su vocabulario aproxima a los personajes y arranca más de una sonrisa pícara, sus descripciones en el terreno horizontal son muy gráficas, no deja mucho a la imaginación, pero no son soeces en ningún momento.

Está relación la envenena, la desarma, la condena, se vuelve una adicta a sus dos chicos y ellos de ella, pero ¿qué sucedería si en una relación a tres surgiera el amor?, ¿será solo entre dos o todos caerán en una gran confusión?

No os voy a desvelar lo que las sabanas llenas de letras esconden en esta novela tras una portada de pornositos.

Solo una breve puntualización, recordad que una mujer despechada y dolida es un arma de doble filo, peligrosa y letal.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada