dijous, 29 de gener de 2015

Los pasos que nos separan



Por Maria Valle Viña


Los pasos que nos separan nos habla de muchas historias que se convierten en una sola. La bora, el viento que azota Trieste en ciertas épocas del año, es un aire apasionado que dura poco pero dobla el cuerpo y muda el ánimo. 

Salvador y Edita se conocieron en esta ciudad un día de primavera de 1920. Soplaba el viento y todo cambió. Ella había nacido en Liubliana y él en Barcelona, los dos rondaban los veinte años, la edad de las locuras, pero Edita, hermosa y discreta, estaba casada y tenía una hija. Salvador solo tenía su trabajo en el taller de un gran escultor y ganas de pisar fuerte en la vida. 

Luego, en Barcelona, casi a finales de los años setenta, ese mismo hombre, ya mayor y viudo, busca ayuda para volver a todos los lugares donde un día creyó ser feliz, y una chica, Marina, irá con él en busca de respuestas para un futuro incierto. 

El viaje es largo, y entre los dos se crea una extraña complicidad. Asoman entonces los recuerdos: de repente, un parque a orillas del mar, las sábanas revueltas de un amor a media mañana, un andén, una niña que se va, una madre condenada a la culpa y una espléndida tabla renacentista con una Virgen que mira y duda. 

Los pasos que nos separan no es una novela histórica pero sí cuenta con un interesante telón de fondo en el que los acontecimientos van marcando la vida de sus protagonistas.

Hilando estas espléndidas voces, el talento de Marian Izaguirre encuentra un camino hacia la felicidad, y cada paso importa. 

Marian Izaguirre nació en Bilbao y en la actualidad reside entre Madrid i Barcelona. En 1991 vio la luz su primera novela “La vida elíptica”, con la que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado “Para toda la vida”, “El ópalo y la serpiente”, el volumen de cuentos “Nadie es la patria, ni siquiera el tiempo”, “La Bolivia”, “El león dormido” y “La parte de los ángeles”. 

En 2013 la editorial Lumen publicó “La vida cuando era nuestra”, una novela que ha sido traducida a siete lenguas y que tuvo una acogida entusiasta por parte del público español y de toda Europa. La novela que hoy os presentamos Los pasos que nos separan es su novela más reciente y también la edita Lumen.

En Los pasos que nos separan, Marian Izaguirre hace uso de un lenguaje preciso, depurado, elegante y cargado de sensibilidad, que resulta muy agradable de leer, además  el ritmo de la novela se mantiene ágil y constante.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada