dimecres, 8 d’octubre de 2014

La ladrona de coral



Con una portada de extremada belleza, sensibilidad y feminismo encontramos La ladrona de coral, una joya incatalogable por su extensa y valiosa combinación de géneros. 

Para describirla rápidamente: sublime, innovadora, interesante, dinámica, enigmática y brillante. Es tan asombrosa como contemplar un arrecife de coral, tan frágil y tan valioso.

Con esta historia nos transportamos al París derrotado por Napoleón y sus tropas con un toque de nostalgia por lo perdido a la vez que con chispas de picaresca que se encienden para dar un nuevo sentido a las vidas de los habitantes de una ciudad apagada y sumida en las sombras del esplendor.

Daniel, el que será uno de nuestros guías en esta fascinante aventura, es un estudiante de medicina que en este momento sólo tiene dos posesiones de valor: sus cartas de recomendación y unas muestras muy extrañas de coral.

Poco le durarán las posesiones pues la pícara Lucienne se las sustraerá. ¿Con qué fin? ¿Cuán valiosas son dichas muestras? ¿Las recuperará Daniel antes de su entrevista con el Doctor Cuvier?

Muchas preguntas que se desvelan en el devenir de la novela narrada de una manera sin igual por Rebecca Stott, una apasionada de las ciencias que sabe dotar a la historia con una gran base documental histórica, científica y a la vez la carga de misterio, romanticismo y un trasfondo ético que resuena en nuestras mentes.

A decir verdad es una novela que no deja indiferente y llama la atención que por una vez sea ella, la protagonista, la que lleve el peso de la trama más policial y misteriosa teniendo en vilo al joven doctor. Una mujer actual, arriesgada, expeditiva, poco temerosa y con mucha vitalidad que nos traspasará la piel en más de una ocasión.

¿Puede llegar a pasar algo entre ellos? ¿Saben algo que va más allá de lo que ellos mismos creen?

A la llegada del jefe de policía Henri Jagot y a la persecución que somete a Lucienne son detonantes para que el joven estudiante a médico desee protegerla a ella, a sus muestras y a su secreto.

¿No os parece un plan perfecto para este octubre en que las hojas secas empiezan a caer y los chubascos se hacen cada vez más frecuentes?

Una vez más, gracias a Duomo tenemos entre manos un libro que es un tesoro y sus páginas son panes de oro. Es espeluznantemente bella, intrigante y con ese toque decadente del París del siglo XIX que le da unos matices únicos.

¡Animaos e id en busca de la ladrona de coral!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada