divendres, 3 d’octubre de 2014

Corazón en sombras



Laura Kinsale nos ofrece la continuación de su novela “Por el corazón de mi dama”, con Corazón en sombras publicado por Plaza & Janés.

Si no habéis leído la primera entrega de esta serie, no pasa nada, dado que los personajes que resultaron el eje central en la anterior se muestran en esta entrega más en las sombras, como grandes estrategas, pero la historia en si recaerá sobre los hombros de otros personajes.

La autora juega muy bien con el lector y le regala la oportunidad de descubrir en de manera independiente una historia completa en sí misma en cada volumen. Cierto es que se pierde cierta profundidad en aspectos históricos o de carácter referente a los personajes, pero aquellos aspectos más imprescindibles los remarca de manera que quedan incluidos de manera fluida en la narración.

Nos encontraremos inmersos en el quinto reinado del rey Ricardo II, en una época de caballeros y damiselas en apuros, donde el juego del poder y la guerra se centraban como en un tablero de ajedrez y la vida de los personajes se marcaran por su estatus social.

Nuestra protagonista es Elayne, una jovencita que vive en un pueblo inglés con su hermana y su marido, donde gracias a su protectora ha recibido una educación especial por su condición de mujer. Pero un día, tras un desengaño amoroso, Elayne descubre que es Elena, nada más ni nada menos que la princesa heredera de una región italiana, Monteverde.

Un lugar en conflicto entre dos familias, los Navona y los Pietro, dado que se consideraba perdido el linaje de Elena.

La solución que proponen es casarla con Franco Pietro dado que el último de los Navona está exiliado.

Nada la prepara para ser secuestrada por un pirata, Il Corvo, tras el cual se esconde Allegreto Navona, un hombre que le roba el sentido y el corazón.

Elena tendrá que decidir que es más importante, si su corazón, su dignidad o su pueblo.

Por primera vez, y desde hace mucho, el género romántico histórico nos muestra a mujeres fuertes, con carácter que se enfrentan a grandes hombres, poderosos y que están cañón, pero que en definitiva frente él se reducen a mujeres dóciles.

Elena demuestra que de dócil no tiene nada, es testaruda, lista y muy resuelta, una mujer capaz de usar una mente fría y un cuerpo caliente, sin dejarse dominar.

Una mezcla potente entre el poder de la Iglesia, el poder del corazón y el de la razón. Un momento donde el pueblo más poderoso era aquel que tenía más fuerza bruta y menos escrúpulos.

¿Podrá Monteverde recuperar lo que fue de la mano de una joven princesa?, ¿Podrá un joven corazón terminar con la enemistad de una población diezmada por las luchas internas?

No esperéis más para descubrir una heroína que podría ser la princesa de vuestros corazones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada