dimecres, 24 de setembre de 2014

Ópalos de fuego



Ediciones B nos presenta la última novela de Elizabeth Haran, autora que nació en 1954 en Zimbabwe y emigró a Australia siendo una niña. Pronto el continente rojo obró su hechizo sobre ella, convirtiéndola en una de sus mejores embajadoras con sus novelas de amor y aventuras ambientadas en la Australia del siglo XIX y comienzos del XX.

Tras la publicación de “El río de la fortuna” y “El brillo de la estrella del sur”, ahora podemos disfrutar de Ópalos de fuego, un landscape donde sus descripciones sobre Australia y sus gentes nos transporta a un lugar cálido, duro, donde todo puede suceder, donde el cielo es azul y el sol brilla inconmensurable.

No encontramos en la década de los 50 en la ciudad de Londres, donde nuestra protagonista, la joven Erin se encuentra inmersa en su trabajo en la galería de arte de su padre, el cual está desorientado tras la muerte de su esposa. Su hermano Bradley y su tío Cornelius, hermano de su madre, son su gran apoyo.

Erín recibe una propuesta de matrimonio un poco precipitada, pero visto que la vida es corta y que su novio parece respetable, acepta, pero como son las cosas de la vida, la joven que parece apocada y delicada, nos muestra las uñas y una gran inteligencia cuando en el altar deja al novio por un secreto descubierto y en el momento gritado a los cuatro vientos.

Erín se apoya en su tío Cornelius, el cual está a punto de partir hacia Australia para comprar ópalos. Su destino empezará a cambiar en ese mismo momento.

Un carácter jovial y fuerte, nos muestran a una mujer segura de sí misma, con muchas ganas de aprender y capaz de hacer frente a las penalidades del desierto y de un asentamiento de mineros rudos.
Ante los ojos del lector Erin florece y despierta en un suelo rojo, donde podrá curar su corazón roto y ver un mundo muy alejado al refinado Londres, donde parece encajar cada vez más y mejor.

Allí conocerá a Will, jefe de policía y a Jonathan un joven minero inexperto que espera encontrar una gran fortuna. El destino ligará a este último con la vida de la pequeña y preciosa Marlee, una niña que los enamorará a todos y que guarda entre sus bracitos un gran secreto.

Una novela que nos invita a descubrir la ciudad de Coober Pedy y la aridez de Outback.

La novela se entreteje entre los dos ambientes, en Australia donde Erin y su tío Cornellius viven su gran aventura y Londres donde el padre de Erin tiene una aventura con una víbora más peligrosa que las que hay en el desierto.

El continente rojo nunca había estado tan cerca de mí como en esta novela.

Es adictiva, no puedes para de leerla y aunque hay algún giro que ves venir, vale la pena descubrir como la fuerza de voluntad y un corazón puro y generoso recibe al final su recompensa.

¿Estáis preparados para viajar?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada