diumenge, 27 d’abril de 2014

La esencia del jazmín


Por fin llega a nuestras manos la siguiente entrega de la Saga Edilean de Jude Deveraux, una autora que ha decidido conquistar a sus seguidoras mostrándoles la fuerza interior que reside en cada mujer y el hecho de que el amor puede no estar reñido con ser una misma.

Todos los títulos de esta saga “El aroma de la lavanda”, “Los días dorados”, “El color de la pasión” y finalmente La esencia del jazmín, se pueden leer de manera individual, sin seguir ningún orden cronológico, dado que la autora no lo sigue y nos mueve por el hilo del tiempo y por los brazos del árbol genealógico de sus protagonistas haciendo saltos, pero, la realidad es que en cada uno de ellos encontrareis pistas y detalles de alguno de los anteriores, por ejemplo, en este último título nos encontramos con la madurez de la protagonista de “Los días dorados”.

Afortunadamente ya podemos anunciar que esta saga se completará con un próximo título “Anhelos del corazón” que publicará Vergara en breve, una conclusión que no podremos descubrir que espacio de tiempo abarcará, si nos presentará el futuro de la saga en nuestra época o, si por el contrario, llenará algún espacio perdido.

Nuestra nueva amiga es Cay, la hija de Edilean y Angus, la hermana pequeña de tres brutos y una joven bien que espera encontrar un hombre que sea adecuado para ella, pero una noche y a petición de su tío T.C se embarca en la ayuda de un prófugo acusado de matar a su esposa la noche de bodas.

Cay se encontrara huyendo con Alexander, un hombre que refleja en sus ojos el pesar y con quien descubrirá un nuevo mundo donde demostrará a todos que tiene cerebro y que sus ideas y su talento son muy válidos para sobrevivir en un mundo inhóspito como puede llegar a ser una vasta tierra poco explorada de la Florida de 1799.

Cay y Alexander formaran un tándem de lo más peculiar, pero donde descubrirán grandes lecciones de la vida como la pasión, el amor y el respeto sincero hacia sí mismos y hacia el otro.

Dos tramas que se entrelazan fuertemente, la relación de los protagonistas y la necesidad de demostrar la inocencia de Alex ante la acusación de asesinato que pende sobre su cabeza, mejor dicho sobre la soga que empieza a apretarle el cuello.

¿Seríais capaces de arriesgarlo todo por una promesa y un desconocido? 

Si nuestra joven amiga Cay tiene grandes dotes para la pintura, Jude Deveraux la tiene para plasmar con sus palabras ambientes de ensueño y pesadilla, sus descripciones son tan detalladas que podemos visualizar sus caminos, sus hospedajes, los naranjos de Florida y nos llegará su aroma a jazmín.

Una de las novelas donde fluye con mayor maestría la ironía de las malas decisiones y la realidad de la dureza del camino, un camino donde el caballero de brillante armadura será vapuleado por una dama con garras afiladas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada