dilluns, 16 de març de 2015

Treinta doblones de oro

Por  Àngela Sánchez Vicente

 

Tenemos el placer de presentaros una novela histórica fruto de una documentación exquisita del periodo en que se enmarca. Treinta doblones de oro, nos acerca la Sevilla del siglo XVII con una rigurosidad narrativa y una historia cautivadora donde nuestros protagonistas se verán desafiados por sus propias decisiones y el destino.

La historia que nos narra Jesús Sánchez Adalid arranca cuando Cayetano entra a servir a Manuel de Paredes como contable. Éste poderoso hidalgo invierte todos sus bienes en un navío que zarpa hacia las Indias pero que nunca llegará pues el barco naufragará junto con toda su carga y las riquezas del hidalgo.

Con tan desastroso futuro se verá obligado a hipotecar el palacio y las riquezas familiares acercándose a un tiempo donde la abundancia brillará por su ausencia.

Un protagonista, nuestro hidalgo, que brilla con luz propia y recorrerá un viaje introspectivo que hará vibrar a los lectores: somos testigos de sus dudas existenciales, de su miedo al cambio, de la rabia por la perdida, del agradecimiento por estar él a salvo, la adaptación a una nueva vida y la lucha por recuperar aquello material y a ese hidalgo respetable que un día fue.

La trama dividida en pequeños libros va dando vueltas de tuerca, creando una adición y una sensación de bienestar en el lector. Además de la evolución y adaptación psicológica de nuestro nuevo amigo a múltiples situaciones y peripecias, veremos fragmentos de la historia de la barroca Sevilla, la vida en el reino de Mekinez en Berbería contrastándola con la vida en la cruel ciudad del sultán Mulay Ismail.

No me vería capaza de destacar un fragmento, todos son de una altísima calidad narrativa, descripciones casi fotográficas y un vaivén de personajes enriquecedores para la narración.

El trabajo del joven Cayetano, el naufragio, el resurgir de la esperanza, el coraje de afrontar una nueva vida a pesar de las adversidades, el maltrato en la Mamora, la Semana Santa en San Miguel de Ultramar, las estancias de Manuel fuera de la ciudadela, la dureza de las prisiones de Mequinez donde los españoles vivían sus penumbras, la salida nuevamente a la libertad… cada libro tiene un rayo de luz, una reflexión que se nos marca a fuego y una gran consciencia sobre los diferentes roles de la sociedad.

Ediciones B y B de Bolsillo maxi nos muestran una obra documentada al milímetro y que consta con un apéndice plagado de notas históricas para ampliar fuera de la novela sobre las costumbres, los roles y los hechos sociales que se produjeron en el periodo histórico que abarca la novela.

Personalmente creo que es de las mejores novelas históricas que he leído, me encantan las que se centran en la Andalucía a modo de landscape, si os ha gustado, seguro que también os veréis absorbidos por la novela El enigma de las seis copas de Manuel Sánchez-Sevilla, también disponible en Ediciones B. Son diferentes en cuanto a trama pero el ambiente, los colores, los olores y las reminiscencias culturales tienen semejanzas que os harán ir de un autor al otro.

Muy recomendable a todos los amantes de las buenas letras, a los apasionados de la historia y de las novelas que no dejan impasibles.

Una novela profunda que de estar en vuestro lugar no dejaría escapar.

2 comentaris:

  1. Muy buena novela, con una buena historia y muy creíble. Excelente escritura.

    ResponElimina
  2. Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina