divendres, 17 de gener de 2014

12 años de esclavitud



Por Galatea B.


Una vez más, el cine se apodera de una historia profunda y que cambió el curso de la vida del protagonista y de la humanidad, estamos hablando de 12 años de esclavitud, una obra que homenajea la figura de Solomon Northup bajo la dirección de Steve McQueen y con un reparto capitaneado por Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Paul daño, Paul Giamatti y Brad Pitt entre muchos otros actores.

Como pasa con los estrenos cinematográficos que tienen una edición literaria detrás podemos entrar en debate sobre que versión es más rica, por un lado es evidente que el séptimo arte entra por la vista y puede parecer más atractivo pero un buen libro nos ayuda a aprender a pensar, imaginar, soñar y crear nuestro propio film.

Gracias a la editorial Debolsillo podemos leer la historia en que se basa la película y ver como el detallismo narrativo y la fuerza vital nos transporta a las emociones más íntimas del protagonista.

Una biografía intimista sobre la figura personal y el impacto social que creó Solomon Northup, un músico norteamericano que a mediados de siglo XIX fue embaucado y engañado por dos hombres llamados Merrill Broen y Abram Hamilton que le ofrecían un trabajo digno y acorde a sus posibilidades. 

De esa reunión salió drogado, lo secuestraron y vendieron como esclavo para trabajar en una plantación de Rio Rojo en Louisiana.

Un hombre que no desfallece y se crece ante su adversidad, a lo largo de los doce años que estuvo cautivo no se arrodilló nunca ni perdió la fuerza para impulsar un cambio para todos aquellos que estaban en sus circunstancias y a la vez volver a reencontrarse con su amada familia.

Él era un brote verde de luz al final del túnel para aquellos que como él vivían en un ambiente hostil y violento a más no poder.

Decidió ponerse en contacto con gobernadores hasta conseguir una ley que protegiera a sus semejantes y condenara a sus verdugos.

¿Sería este paso el definitivo para acabar con la esclavitud de los afro-americanos? ¿Volvería a ver a su familia? ¿Podría volver a ser el que era?

Esta biografía es un canto a la libertad, a la dignidad y a los derechos del ser humano, una obra que nos muestra que para ser libres hay que tener voluntad de cambio como hizo Northup que se convirtió en un icono para todos los cautivos.

La novela deja los pelos de punta, a diferencia de la versión cinematográfica, las palabras se conectan directamente con las emociones y las sensaciones dejando en la mente una cantidad de imágenes, dilemas y aprendizajes que nos muestran la importancia de ser reconocido como persona y ser tratada como tal.

Dejamos a vuestro buen criterio elegir versión, eso sí, no son excluyentes.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada