dilluns, 9 de desembre de 2013

Una chica brillante



Susan Elisabeth Phillips nos invita a descubrir de su mano la época dorada de Hollywood, un lugar donde las estrellas brillaban con luz propia, James Dean encandilaba al público con sus interpretaciones en “Al este del Edén”, Marilyn Monroe tentaba a los espectadores en “La tentación vive arriba” y Error Lynn entraba en la vida de la joven Belinda, una joven enamorada del glamour de las estrellas, de sus vidas y que cayo rendida ante los cumplidos de aquella estrella un poco ajada.

Belinda sabía que aquello no duraría, que no sería una más de las conquistas del actor y cuando descubrió que estaba embarazada acepto casarse con un amigo de Errol, Alexis Savagar, un hombre inflexible, dominante y traicionado por la ignorancia. Un hombre vengativo y dispuesto a todo por perpetuar su línea de sangre y una bastarda no entraba en sus planes.

La hija de Belinda es un personaje muy complejo, Fleur, ha crecido en un colegio pupila de monjas y Belinda decide transformarla en una estrella, si ella no pudo conseguir el sueño dorado, su hija lo haría, quisiera o no. Fleur era una joven de diecinueve años inocente, inteligente pero subyugada a su madre, que no conocía a su hermano Michael y odiada por quien creía ser su padre. 

Cuando conoce a Jake Koranda, uno de los actores más seductores de Hollywood, se enamora, pero todo se tuerce al descubrir las maquinaciones de su madre Belinda. A partir de ese momento Fleur decide tomar las riendas de su vida y demostrarse a ella misma y al mundo que es muy capaz de ser más que una cara bonita. Es una trabajadora incansable, es tenaz y su única aspiración es ser libre.

Pero el destino siempre depara sorpresas agradables y no tan agradables, Fleur se enfrentara al mundo no como la joven chica brillante asustada, ahora era una mujer capaz de lidiar con casi todo, aunque su corazón y sus anhelos habían muerto en brazos de Jake.

Una chica brillante es una fábula de como un patito feo se transforma en un cisne asustado. Un cisne que decide demostrar que su interior es tan válido como su exterior. Un personaje que gana en autoestima a medida que personajes como Michael, Kissy, Simon y Barry la animan y le enseñan aquello que no es capaz de reconocer.

Fleur, o Flower, es un ejemplo de superación personal. Un personaje completo que se va formando página a página.

La chica brillante regresará a escena para callar muchas bocas y para encontrar su lugar en el mundo, un lugar donde no estará sola.

La autora recrea con mucho lujo la época dorada de Hollywood, sus luces y sus sombras, lo que captaban las cámaras y lo que se escondía en los camerinos. Pero me gustaría decir que también nos habla de una época oscura de la historia, la Guerra del Vietnam marco la vida de muchas personas, y ella lo refleja en el personaje de Jake, un hombre ni tan superficial ni tan seguro de sí mismo, un hombre tocado por el horror de la sangre y la muerte.  

Quizás dos personas escondidas en una imagen puedan llegar a comprenderse, ayudarse e incluso amarse.

Una novela que atrapa desde la primera página, que muestra empatía con los personajes, el lector se encontrará inmerso en un mundo complejo y deseará ser confidente de Fleur. Una prosa fluida, casi lirica nos conduce por sendas poco transitadas para llegar a al fin a una casa en voladizo de cristal y cemento.

Vergara nos ofrece las brillantes luces de neón de los cines, su olor a palomitas y sus personajes rutilantes, pero también la vida más sencilla, la humanidad que se esconde detrás de la farándula y no se olvida de aquellos que juegan a ser titiriteros con la vida de los demás. Una novela que sacude los cimientos de los estereotipos y muestra los claroscuros de los personajes.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada