dissabte, 21 de desembre de 2013

Tiempo sin tiempo



Sherrilyn Kenyon se ha convertido en todo un fenómeno internacional gracias a su saga de los Cazadores Oscuros, sus títulos despuntan en las listas de más vendidos en The New York Times, Publishers Weekly y USA Today. Su web www.sherrilynkenyon.com recibe más de diez millones de visitas cada mes.

Plaza & Janés nos presenta su última novela Tiempo sin tiempo, título número veintidós de su lista. Sus cazadores oscuros son unos personajes que se hacen querer, su misión es mantener a los humanos a salvo de los peligrosos seres sobrenaturales que desean su destrucción, un mundo de fantasías oníricas, luchas encarnizadas, sangre, lágrimas y el arma más poderosa que posea la humanidad, el amor y la bondad.

Si no conocéis la saga, os recomiendo que la descubráis desde el principio, dado que los personajes crean por si mismos universos complejos y profundos, podríamos decir que en cada entrega conocemos y profundizamos más en la mitología griega y romana, en el poder de los Dioses, en la leyenda de la Atlántida, y en los últimos títulos empezamos a descubrir el panteón de los Mayas, una cultura que hasta el momento no había surgido como eje central de ninguna novela a excepción de “Sed de venganza” título número veinte y publicada por Random, y que realmente muestra todo su esplendor en Tiempo sin tiempo.

La pluma de Sherrilyn Kenyon me conquisto con su primera novela y no he dejado de leerlas, me gusta su manera de jugar con el tempo narrativo, sus giros argumentales y sus movimientos de ajedrez con los personajes. En cada una de sus novelas descubrimos personajes nuevos y rescatamos algunos anteriores, creando un cuadro, un mural, un puzle donde cada título encaja con otros, entretejiendo un paisaje complejo.

En esta novela nos encontramos con Kateri, una geóloga con sangre cheroki y un futuro escrito en las estrellas, ella es sin saberlo la madre del apocalipsis, y por ese motivo la mayor fuerza del mal está decidida a destruirla, pero si un gran mal acecha hay un gran bien velando por su seguridad. Ren, uno de los cazadores oscuros más antiguos, acostumbrado a la traición y a sufrir, decide que es el momento de encontrar un poco de paz y de redención ayudando a Kateri a cumplir con su destino. 

¿Queréis saber el motivo por el cual el calendario Maya falló y el veintiuno de diciembre de dos mil doce no termino el  mundo?, la respuesta podría encontrarse encerrada en una leyenda de miles de años y en una cultura al borde de la extinción.

Creo que el mundo de Sherrilyn Kenyon se amplía en gran manera con esta nueva línea argumental, y lo mejor es recuperar viejos personajes que tuvieron su momento muchas novelas atrás.

Una historia que habla del bien y del mal, de las segundas oportunidades, de la necesidad de confiar en los demás, de anteponer a los demás ante el propio sufrimiento, la amistad y el amor reflejado en los ojos del otro.

Un mundo de fantasía que aguarda con sus peligros en las sombras y con una luz brillante en cada corazón. 

Sus páginas transportan al lector a un tiempo sin tiempo, al pasado más lejano y al futuro, al Olimpo de los Dioses, al inframundo reinado por demonios y a la tierra más humana. Una aventura que de momento parece tener tramas para varias entregas más y muchos personajes por descubrir.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada