dilluns, 18 de novembre de 2013

La señorita Mapp



Por Àngela Sánchez Vicente 

Después de los exitosos volúmenes de “Mapp y Lucia” y “Reina Lucia”, recuperamos gracias a la editorial Impedimenta la historia de La señorita Mapp.

Un volumen envuelto en una portada que nos recuerda a “Les hasards heureux de l’escarpolette”, el cuadro conocido como “El columpio” del francés Fragonard donde nos transmite la misma sensación de movimiento, frescura y dinamismo en un tiempo pasado y hierático a la vez que desenfadado.

La Señorita Mapp, soltera a los casi 40 años, se abastece de la vida de los demás para construir la suya propia.

Solo con el principio me vino a la mente una imagen, es la “Gossip Girl” y Reina cotilla británica del siglo XIX. Peligrosa propietaria de secretos y de la vida íntima de la vecindad con la que establece unos vínculos un tanto peculiares.

Lógicamente, no tiene blog, ni perfil en Facebook, ni cuenta en twitter por cuestiones de la época así que usa el boca oreja para averiguar chismes que como pasa en el juego del teléfono se acaban transformando, agrandando y embarran su contenido.

Su atemporalidad nos acerca muchísimo a la protagonista, a sus pensamientos y a sus inquietudes. Alardeos y venganzas o devueltas de bofetadas a los que la rodean.

Una entretela social en que se necesitan, se odian, disfrutan con fracasos de los de alrededor y se entretienen inventando dimes y diretes con múltiples finalidades mientras disfrutan de sus habituales timbas al bridge.

Sus compañeros y vecinos más destacados son el capitán Flint, su amor de juventud con el que se supone cruzó algo más que palabras y por el que aún suspira y Puffin, un hombre sin color ni matices, un personaje que parece ser el mero contrapunto al apuesto e idolatrado Benjamin Flint. 

E. F. Benson y la traducción de José C. Vales, le aportan a la narración un vocabulario culto y diálogos que destilan frescura y la despreocupación del género femenino. El autor nos regala  través de su legado literario en la colección de “Mapp y Lucia” un humor británico alejado de lo burdo.

La evolución de la protagonista a lo largo de sus obras nos muestra su psique elaborada y como su posición de adinerada poderosa le hace creer que tiene un cierto poder y control sobre la vida de los demás, como hace con sus víctimas más recurrentes: Withers, su doncella y Diva, la costurera y modista.

Alardea de un título en el almanaque nobiliario pero se puede encontrar con sorpresas, giros de la vida que harán que Diva, entre muchas otras personas, pueda hacer su pequeña vendetta contra la enciclopedia con patas sobre Tilling y todos sus habitantes.

Tened por seguro que le darán donde más le duele pues algo han aprendido de ella, la maestra del despotismo y el desprecio hacia los demás.

Odiada por sus vecinos y adorada por sus lectores, esta novela nos cautiva desde principio a fin, nos invita a leer los otros volúmenes en donde aparece tan singular mujer y nos hace reflexionar sobre todas las cotillas que nos rodean. 

Confesemos que a más de uno nos gusta más un chisme que a un niño un caramelo, disfrutamos conociendo intimidades de los demás y nos gusta compartirlo con otros.

Si queréis un cotilleo del bueno aquí os lo lanzo: esta novela no durara en las estanterías de las librerías así que id a por ella antes de que sea demasiado tarde.

Su vitalidad y rapidez narrativa os hará sentir el viento en la cara y os sacudirá en un tornado de sonrisas. Es un imprescindible de la novela clásica de calidad alejada a esos tostones que parecen ser venerables por tratar temas sumamente profundos.

Conectaos al relaxed mode y disfrutad de lo que la señorita Mapp os tiene que contar, seguro que será de vuestro interés.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada