divendres, 2 d’agost de 2013

El aroma de la lavanda



Jude Deveraux nos invita a descubrir la historia de dos mujeres muy parecidas y a la vez muy distintas.

Jocelyn (Joce) era una niña cuando perdió a su madre y su padre, un hombre pobre de carácter, se volvió a casar con una mujer avariciosa que aportaba dos hijas, dos hermanastras, las Astras, superficiales, cortas pero muy hermosas. Cerca de su casa vivía una mujer mayor, Edilean (Edi) que se había trasladado hacia poco y que resultó ser el alma gemela de la joven Joce, compartían el amor por la cultura, el arte y la filantropía, Edi ayudo a Joce con sus estudios y la preparo para el mundo, Joce ayudo a Edi en sus momentos más amargos hasta su final.

Cuando Edi muere deja un testamento muy curioso en favor de Joce, le lega todos sus bienes, unos que Joce no sabía que existían, una casa en Virginia, Edilean Manor, en el pueblo fundado por su familia. Joce empieza a descubrir que no conocía tan bien como ella creía a su mejor amiga.

Joce se traslada a Edilean para hablar con el abogado, según su amiga Ramsey debía ser su media naranja, y allí descubre un pueblo donde casi todos sus habitantes son parientes entre si y donde los rumores y cotilleos corren como la pólvora.

Joce conocerá a Sara, a Tess, a Luke y a un montón de personajes a cual más especial que el anterior, pero a medida que va conociendo gente nueva y sus historias más se desvanece su amiga Edi, la que ella conocía, y mas dudas aparecen sobre quien era ella realmente. ¿Se conocieron por casualidad?

Joce y Luke investigaran la vida de Edi con la ayuda del abuelo de Luke, un perro viejo muy ladrador pero poco mordedor, y mientras leen su historia van escribiendo la suya propia.

El aroma de la lavanda nos recuerda que aunque la gente hable, opine y argumente, nadie manda sobre el corazón de los demás, aunque muchos lo intentaran. Entre sus páginas se esconden secretos del pasado de Edi, de su gran amor por David que murió en la Segunda Guerra Mundial, de su vida en las trincheras. Dos líneas argumentales que se van encontrando y entretejiendo para formar un pasado, un presente y un futuro para Joce.

No diré nada nuevo si reconozco que la pluma ágil y diáfana de Jude Deveraux nos regala una historia con sentimientos a flor de piel y con un giro inesperado al final que arranca lágrimas de emoción. Mantiene un ritmo tranquilo, es una historia que hay que saborear, hay que dejarla fluir y descubrir poco a poco sus matices y aromas.

Una combinación muy equilibrada entre la historia enmarcada en un periodo de Guerras, donde las desgracias y el infortunio acompañaban a todos y la actualidad donde una sencilla decisión hará cambiar el destino de todo un pueblo.

B de Bolsillo, nos la ofrece en un formato ideal para llevar a la playa o a la montaña, y en Vergara es ideal para disfrutarla tomando un té con pastas o a la sombra de un bello jardín. Alguien se puede resistir a la pregunta ¿y si…?.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada