dimecres, 3 de juliol de 2013

El misterio de Pont-Aven

Por Àngela Sánchez Vicente


Tras una portada bella, apacible, veraniega, evocadora de paz y serenidad se presenta El misterio de Pont-Aven, la novela que ha cautivado el mercado alemán permaneciendo durante cuarenta y dos semanas en el listado de los libros más vendidos.
En él, Jean-Luc Bannalec, nos presenta a un anciano de noventa y un años que regenta el hotel Central, marco inspirador para múltiples artistas y veraneantes que buscan alejarse de la vorágine de la ciudad.
Éste aparece apuñalado y la investigación de su asesinato hace revivir la ilusión por su trabajo al comisario Georges Dupin, un hombre con grandes habilidades detectivescas y profesional en sus investigaciones a la vez que dispar y algo extravagante en su vida personal que vive sumido en la tristeza y el aburrimiento desde que lo trasladaron a este pueblucho donde nunca pasa nada.
Todos son sospechosos, y no son pocos, esto hace que Dupin se frote las manos y saque todas las ganas de investigar y recuperar su trabajo de hace años, un trato directo con casos importantes y dejar atrás la burocracia de la oficina a la que ha sido trasladado.
Para agregar más leña al fuego, aparece otro cadáver en la costa, lo que resulta todo un reto para Dupin.
Narrado de una manera sumamente elegante y con unas descripciones que te transportan a los escenarios es una novela muy agradecida de leer. 
Sus personajes son entrañables, aunque entre ellos haya un asesino, son dibujados a nivel personal con sus virtudes y defectos y ensalzando sus rarezas. Las relaciones que se entrelazan entre ellos son ricas y trabajadas.
En concreto, nuestro protagonista, Georges Dupin es un hombre al que se le acaba queriendo. Deseoso de trabajo saca su perspicacia en los momentos adecuados a la vez que agrega toques de ironía, humor y una gran transparencia en cuanto a emociones y sentimientos. 
No me extraña para nada que el autor y a petición de sus lectores esté volcado en el que será el próximo caso del comisario Dupin. ¿Quién sabe si nos encontramos ante un nuevo fenómeno de la novela detectivesca? Yo pongo todas mis fichas a que será todo un éxito que dará que hablar.
Gracias a la Editorial Grijalbo podemos disfrutar de esta novela que sin duda hará las delicias de los amantes de la buena lectura. 
Un género eclipsado por la novela negra pero que muchos lectores echábamos en falta pues existía un vacío en cuanto a novedades se refiere.
Muy recomendable para todos aquellos que queráis leer un libro donde la ambientación es fundamental, la trama es interesante y amena y además queráis hacer un nuevo amigo un tanto singular.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada